902 908 515
andalucia@acpp.com

 Logos-03-01

El proyecto Barrios Abiertos (“Municipios sin racismo, Pueblos por la Inclusión”) impulsa el trabajo con las asociaciones ciudadanas de San Juan de Aznalfarache y Avilés en la búsqueda de nuevas fórmulas de participación que permitan a la ciudadanía hacerse y sentirse responsable en la búsqueda de soluciones que combatan el drama de la exclusión social y los discursos racistas y xenófobos frecuentemente asociados a esta.

A través de las acciones planteadas se busca superar el modelo tradicional de la administración local, prestadora de servicios, para fortalecer otro modelo de gestión que incida en prácticas participativas, permitiendo a la ciudadanía hacerse y sentirse responsable de las decisiones, tomando el concepto de participación como aquello que significa tomar parte en la gestión de lo colectivo. Participar no queda reducido a la emisión de opiniones sectoriales o respecto a las actuaciones de la administración pública.

Se planteará la intervención en dos municipios con características muy diferenciadas y grados de experiencia diversos en el ámbito de la promoción de la participación ciudadana. No obstante, en ambos casos se plantea el objetivo común de generar espacios y oportunidades para mejorar el grado de implicación de la ciudadanía en la gestión de medidas concretas contra la exclusión social y el intercambio de experiencias entre sus respectivos Consejos de Participación.

En San Juan Aznalfarache se llevará a cabo un diagnóstico participativo orientado a la activación de estrategias del refuerzo del asociacionismo, la organización comunitaria y la puesta en marcha de iniciativas capaces de reactivar las economías domésticas y el tejido micro empresarial local.

En Avilés se plantea el desarrollo de proceso participativo con el conjunto organizaciones representantes de la sociedad civil, a través de las estructuras de participación ya existentes en el municipio, para el análisis de nuevas vías de autogestión y promoción de la solidaridad horizontal de la ciudadanía para el mantenimiento de los servicios sociales básicos.  Asimismo, se plantea el desarrollo de una campaña de sensibilización y promoción de las conclusiones extraídas de ese proceso de análisis dirigida al conjunto de la población y a la federación de municipios.

The Barrios Abiertos (“Open Neighbourhoods”) project (“cities without racism, towns for inclusion”) promotes work with local associations in San Juan de Aznalfarache and Avilés in the search for new formulas that allow citizens to be and feel responsible for seeking solutions to combat social exclusion and the racist and xenophobic discourse often associated with this.

The project’s activities look beyond the traditional model of local government as solely a service provider to build another model of management that promotes participatory practices, enabling citizens be and feel responsible for decisions. It takes the concept of participation to mean qualitatively taking part in the management of the collective, and not simply voicing opinions on local government policies or performance.

Barrios Abiertos is being implemented in two towns with very different characteristics and different degrees of experience in the field of promoting citizens’ participation. However, both towns are united in sharing the common goal of creating spaces and opportunities to improve the degree of citizens’ involvement in the management of concrete measures against social exclusion and the exchange of experiences between their respective Participation Committees.

In San Juan Aznalfarache, a participatory diagnosis is being carried out oriented at putting into action strategies to reinforce local associations, the organisation of the community and the implementation of initiatives to revive the local economy.

In Avilés, the project seeks to develop participatory processes with all civil society organisations via already-existing participation structures in the town in order to analyse new ways of self-management and the promotion of solidarity among citizens so as to maintain basic social services. An awareness-raising campaign will also be developed to disseminate the conclusions drawn from this process of analysis, aimed at the public in general and the federation of local councils.